La grandeza de una leyenda

Las leyendas, tienen estas cosas, viven, y son eternas, solo mueren, cuando muere uno.

Es bien sabido por todos, que Severiano Ballesteros,

sigue a día de hoy siendo embajador del golf español. No hay golfista que no lo conozca así como tampoco había prácticamente ningún campo que se le resistiera.

Queda algo lejos el Open Championship de 1976 que se celebró en Royal Birkdale Golf Club en Southport, Inglaterra. Entonces, entonces era un adolescente que no tenía ni 20 años, pero que jugaba con un desparpajo tal, que todos los que le veían jugar, intuían que sería lo que luego llegó a ser. Aún viendo videos en blanco y negro “old school”de Seve, estoy seguro, de que todos los que ahora leen estas líneas, se emocionan.

En 1976 demostró y le enseñó al mundo entero de lo que era capaz el entonces jovencísimo golfista de Pedreña. Tanto es así, que ya se hablaban maravillas de Ballesteros al “otro lado del charco”.

Hoy honramos su memoria. Hoy, 2 de abril, hace ya 42 años que consiguiera su primera victoria en el PGA Tour. Fue en 1978 en el Greater Greensboro Open, actual Wyndham Championship que se jugó en el Forest Oaks Country Club.

 

Gracias Seve por tu legado.

Patrocinadores

Esta web usa cookies propias y de terceros para mejorar la navegación, personalizar contenidos y personalizar cookies. Puede habilitarlas o deshabilitarlas cambiando la configuración en el botón inferior. Si continúa navegando en este Sitio Web consideramos que acepta el uso de todas estas cookies. Puede obtener más información en nuestra Política de privacidad.